Soy un joven que por unos problemas de salud, concretamente que afectan a mis vías urinarias, he estado con un catéter doble J durante un periodo largo de tiempo y ante la incertidumbre de lo que ocurriría y ocurrirá y la poca información de otra gente en la red, voy a contar mi experiencia y recopilar información por si le sirve a otras personas...

Cómo ir fashion a la consulta médica o llevando sonda (moda para enfermas renales) por Deborah Goya

jueves, 14 de abril de 2016

Las chicas con problemas renales somos un ente paralelo en cuestión de moda. Cuando te dicen que te tienen que colocar un catéter doble J, una sonda, una nefrostomía o incluso una vía en el brazo, no te indican cómo debes vestir.

Desde mi experiencia, me di cuenta que lo de llevar una vida normal en estas circunstancias no era compatible con mi armario. En aquella época se llevaban los pantalones pitillo y la ropa ajustada.

Las oportunidades fashioniles a simple vista no parecían muy versátiles (la última vez que me operaron me pillaron joven, inexperta y desanimada, y me tenía que vestir con chandals horribles de pantalones anchos para dejarle espacio a mi nefrostomía)

Así que hablé con José Vicente y pensé que podría ser muy interesante hacer un post sobre estilismos que puede llevar una chica con una sonda/nefrostomía o que tiene que someterse a varias pruebas médicas, con el objetivo de no parecer Belén Esteban en Gran Hermano.

1.       El Normcore es tu aliado
El Normcore es una tendencia fantástica que comenzó a principios de 2013 y que hace apología del e_ortless, o lo que es lo mismo, vestir sin intención de ir mega-arreglado. Es una estética muy nórdica y muy bonita, y a la vez cómoda. Si sabes llevarla bien, puedes terminar pareciendo una madre feliz del catálogo de Ikea.

 

Vogue / Stylebythemodels.tumblr.com

Vestidos largos + Sneakers: Los vestidos largos son una maravilla. En esta tendencia se suelen llevar de un sólo color y con unas zapatillas blancas bonitas. Muy poco maquillaje y pintalabios cuqui para disimular tu cara de circunstancias y oye, ya vas trendy.

 

blog.styleestate.com / glamour.es / shopstyle.com

El pantalón baggy o boyfriend remangado es súper útil cuando tienes que llevar una bolsa de pis atada a la pata. Al ser ancho se mueve bien sin pegar muchos tirones y al estar remangado, puedes asegurarte de que la bolsa no va a saludar mucho a los viandantes.

 
rstyle.me / cutypaste.com

 2.       Vestidos Boho
Son mis preferidos. Anchos, cómodos y bonitos. Puedes combinarlos maravillosamente con una sandalia plana o una sandalia de plantilla track (se agradece cuando tienes que llevar tu peso y el de tu orina) Además a la hora de, por ejemplo, tengas que ir a hacerte la cura de la nefrostomía o de los puntos, se lo pones súper fácil al enfermero.

El rojo de H&M creo que lo ficharé para mi postoperatorio. Es tan bonito y tan ancho que debajo te puede caber una sonda, una nefrostomía o una plaza de toros.

 

hm.com / hm.com / rosegal.com

 
ellahoy.es / shopprettymommy.myshopify.com

 
3.       Pantalón culotte, pantalón harem y pantalón ancho
Los pantalones culotte son tendencia. Al ser tan amplios son estupendos para que tus tubos se muevan con facilidad, y la bolsa cabe perfectamente.

El pantalón harem no es santo de mi devoción, pero si tu estilo es más hippy y bohemio te sacará también de más de un apuro.

Hay pantalones anchos preciosos que se pueden combinar fácilmente y dan un aspecto muy formal. Ten en cuenta que si sufres infecciones de orina recurrentes, los pantalones vaqueros ajustados no son recomendables.
 
modaytodolodemas.com / whowhatwear.com / wachabuy.com

 4.       Pruebas médicas, ingresos y demás.
En mi última urografía de contraste y radiografía para mi preoperatorio el personal flipó en colores con la velocidad en la que me preparé para la prueba. Personalmente, me pongo muy nerviosa en estas pruebas y deseo que pasen rápido. Si eres de las mías:

Camiseta bonita holgada por las mangas
Si te tienen que sacar sangre, inyectarte contraste, ponerte un suero, medicación, diálisis..., los brazos tienen que estar accesibles, y si llevas una camiseta ajustada de manga larga, a la hora de remangarte para que te pinchen es probable que o no puedas ni enseñar el codo o que la manga te estrangule tanto el brazo que hasta las venas saluden al personal médico.
Una camisa holgada de mangas facilitará muchísimo la labor del personal sanitario y evitará alargar el proceso. Hay camisas preciosas de este tipo en cualquier tienda. Te enseño dos ejemplos que me gustan:

 
lovely-pepa.com / hastalalunayvolverin_nitasveces.tumblr.com

Hazte con un sujetador sin tirantes
Los puedes encontrar en cualquier lencería (Women Secret y Senorella.com son mis grandes aliados) y te facilitan quitarte rápidamente el sujetador en cualquier prueba ¡sobre todo si te tienen que ingresar, te colocan una vía y te tienes que quitar el sujetador! Yo he tenido que sacar los antibióticos y el suero por la manga del suje mientras hacía peripecias para no pegar tirones de la vía. De esta forma, te liberas del él en un solo click y por debajo de la camisa.

endevourly.com / charlotterusse.com

Leggins molones
Los leggins son mi gran aliado para las pruebas médicas. No tienen nada metálico y no tienes que desnudarte si los llevas. Si llevas un pantalón vaquero, o con adornos metálicos, te tendrás que desnudar.
He de decir que para el electrocardiograma tuve que remangármelos para que me pudieran poner los chupones en las espinillas y fue complicado. El pantalón culotte o ancho (pero glamuroso) también es útil.

decadenceboutique.com / shopstyle.com / stylishwife.com

 

asos.com / time-for-fashion.blogs.elle.es / collagevintage.com

Esmalte de uñas y maquillaje
Si vas a realizarte alguna prueba, van a ingresarte o vas a entrar en quirófano, tendrás que olvidarte del esmalte de uñas. El color de la piel bajo las uñas es un indicativo de que tu cuerpo funciona bien, y es importante para el personal sanitario poder verlas bien. También es importante no maquillarse mucho la cara por el mismo motivo.
Si la prueba dura poco y te gusta ir maquillada, lleva algunos potingues en el bolso y nada más salir date tus retoques.

¡Espero que os haya gustado! Si tienes tu propio estilismo para estos casos o alguna consulta nos encantaría que nos dejaras un comentario :D

 
Esta incursión a la moda, la ha escrito Deborah Goya, una sufridora de las patologías renales y asidua de estos lares.
Muchas gracias y genial aporte Deborah!