Soy un joven que por unos problemas de salud, concretamente que afectan a mis vías urinarias, he estado con un catéter doble J durante un periodo largo de tiempo y ante la incertidumbre de lo que ocurriría y ocurrirá y la poca información de otra gente en la red, voy a contar mi experiencia y recopilar información por si le sirve a otras personas...

La inmunidad de grupo: los antivacunas nos perjudican a todos

sábado, 30 de abril de 2016


Me han pedido una colaboración en un conocido blog sanitario afincado en Chile y como no me puedo estar quieto ;), no me he podido negar... Esta semana (del 24 al 30 de abril) es la que utiliza la OMS para hacer hincapié en la importancia de las vacunas... pues de eso va mi post... de las vacunas y lo necesarias que son para todos por la llamada inmunidad de grupo.
 


La inmunidad de grupo: los antivacunas nos perjudican a todos

Sabéis que me embarco fácilmente en cualquier cosa en la que creo y en la que, aunque no sea experto, pueda aportar mi grano de arena. En este caso se han puesto en contacto conmigo del blog de MataSanos para que participara en la semana de la vacunación que este año es del 24 al 30 de abril.

No es que esté en contra de que haya días mundiales, semanas internacionales, etc. de concienciación sobre algún tema, pero creo que sí las hay, es porque alguna carencia existe. Es más, cuando la OMS lanza la campaña de la Semana Mundial de la Inmunización 2016 por segundo año consecutivo con el lema Cerrar las brechas en inmunización, y lo hace a bombo y platillo, me huele que en parte lo hace por algunas “ovejas descarriadas” que hay.

Que la inmunización salva millones de vidas y está ampliamente aceptada es un dato más que contrastado. No es una hipótesis, es una certeza. Se estima que la vacunación evita entre dos y tres millones de muertes en el mundo cada año. Hay casos superlativos, como el de la poliomielitis, donde la incidencia ha disminuido un 99% en los últimos años.

Con estas aplastantes evidencias lo menos que se les puede llamar a los antivacunas es inconscientes, temerarios y potencialmente peligrosos. Estos charlatanes de la pseudociencia, muchos de ellos con clarísimos intereses económicos detrás de sus dañinas arengas, están haciendo un daño irreparable a la sociedad y están atentando contra la vida.

El tema es que están atentando contra muchas vidas, no solo las suyas, las de sus hijos y las de sus acólitos. Creo que hay un concepto importantísimo que no se suele considerar que es el de la inmunidad de grupo que es aquel por el que una vacunación masiva protege a los no vacunados de manera indirecta.

La siguiente imagen del National Institutes of Health (NIH) y publicada en Wikipedia define perfectamente este comportamiento. En ella se muestra un brote en una comunidad en la que algunas personas están enfermas (en rojo) y el resto están sanas pero no inmunizados (en azul); la enfermedad se extiende libremente entre la población. El cuadro central muestra la misma población en la que un pequeño número ha sido vacunado (en amarillo); los inmunizados no se ven afectados por la enfermedad, pero los demás sí. En el cuadro inferior, una gran parte de la población ha sido inmunizada, lo que impide la propagación de la enfermedad significativamente, incluso a personas no inmunizadas.


Resumiendo, que el no vacunar no solamente perjudica al individuo en cuestión, perjudica a todos los demás que le rodean.

Por desgracia poco podemos hacer ante esto los ciudadanos de a pie. Tenemos que sufrir la insensatez de estos señores, teniendo limitada nuestra actividad, que no es poco, a proclamar a los cuatro vientos que el no vacunar perjudica a todos, que es un daño global, una arma de destrucción masiva.

Otro gallo canta cuando hablamos de los gobiernos, ellos si tendrían el poder de poner fin a esta lacra que nos perjudica a todos. Nunca he sido partidario de castigar para enseñar, pero hay momentos en que se está jugando con el bien más importante que tenemos, que es la vida. Hace nada salió la noticia de que el Gobierno de Australia iba a retirar los beneficios sociales a los niños cuyos padres no les vacunaran. Esto lo hacían por dos motivos: por poner en peligro al propio niño y a todos los demás (la ya mentada inmunidad de grupo) y por motivo económico, ya que está demostrado que las vacunas ahorran dinero en posteriores tratamientos.

¿A qué esperamos en España y en general en Europa para dar un paso firme en pro de la vida, esto es, en pro de la vacunación?. Señores de mi gobierno (aunque ahora no está claro si tenemos), señores de nuestros gobiernos, tomen medidas contra los antivacunas que ningunean la evidencia científica y lo que es peor, desprecian la vida.

Hablando de vacunas, dijo Mario Benedetti que “contra el optimismo no hay vacunas” y como yo soy muy optimista, espero que la razón triunfe y que las vacunas lleguen a todos.
 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La vacunación es importantísima e imprescindible.
Gracias

Vicky Lasheras Meneses dijo...

Que opinas sobre las vacunas como la del papiloma y prevenar??

Jose Vte. dijo...

Hola,
no tengo datos para poder valorarlas.
Saludos