Soy un joven que por unos problemas de salud, concretamente que afectan a mis vías urinarias, he estado con un catéter doble J durante un periodo largo de tiempo y ante la incertidumbre de lo que ocurriría y ocurrirá y la poca información de otra gente en la red, voy a contar mi experiencia y recopilar información por si le sirve a otras personas...

El colmo de la homeopatía renal: medicamentos distintos para piedras del riñón izquierdo y del derecho

martes, 22 de diciembre de 2015



De sobra es sabido que un servidor no cree mucho en la medicina llamada “alternativa” y mucho menos en esa que consiste en “agua con azúcar diluido” comúnmente llamada homeopatía.
El iluminado de Samuel Hahnemann se quedó más ancho que largo cuando soltó a los cuatro vientos sus sandeces y mentiras, pero lo grave no es que hubiera un farsante, lo verdaderamente grave es que está lleno de secuaces de esta secta de la pseudociencia.

Cuatro cosas hacen más grave esto (entre otras muchas):
- Muchos de los defensores de estas gominolas se supone que son titulados universitarios con preparación profesional relacionada con el mundo de la salud (médicos, enfermeros, farmacéuticos, ingenieros, etc.).
- Colegios profesionales/universidades/editoriales/laboratorios/… imparten cursos, masters, jornadas de formación en estos caramelos y fomentan su uso (en muchos casos bajo “subvención”).
- Los que los venden se aprovechan de la necesidad y desesperación de los que los compran (muchos con enfermedades graves).
- El precio que se pide por estos productos es auténticamente de atraco a mano armada.

Como sabéis el blog trata fundamentalmente de patologías renales y ya en su momento hablé de las bondades de la homeopatía para las enfermedades renales en un post. Pero hace un par de días me enviaron por correo electrónico dos imágenes relativas a una “medicina” homeopática para los cálculos renales (las fastidiosas piedras) que muchos de mis lectores han padecido.
Hasta ahí puede parecer algo normal, pero cuando me fijé en la imagen y vi que eran dos productos homeopáticos “diferentes” según las piedras fueran del riñón derecho o del riñón izquierdo... aluciné!!!



Fácilmente encontrables en Internet, a precios de oro en diferentes páginas y encima no es el único producto de estas características… hay varios similares... (todos agua con azúcar, por cierto).




Resulta que ahora esas pastillitas deben tener un chip interno que les hace ir al riñon izquierdo o derecho y atacar la piedra… Vamos no me fastidies!!! (por no usar un vocabulario más soez). Creo que se cae por su propio peso.

No quiero extenderme mucho… Simplemente repetiré algo que está muy claro… LA HOMEOPATÍA NO FUNCIONA

PD.: Ahora empiezan los comentarios atacando y los unfollow en twitter... Y con la cabeza alta jeje