Soy un joven que por unos problemas de salud, concretamente que afectan a mis vías urinarias, he estado con un catéter doble J durante un periodo largo de tiempo y ante la incertidumbre de lo que ocurriría y ocurrirá y la poca información de otra gente en la red, voy a contar mi experiencia y recopilar información por si le sirve a otras personas...

Tratado de todas las enfermedades de los riñones, vejiga y carnosidades de la verga, y urina

sábado, 22 de febrero de 2014

A algunos imagino que os habrá parecido un poco soez el título del post, sobre todo por el empleo de la palabra verga, que aunque está perfectamente admitida por la RAE, no suena muy fina, ya que hoy en día se emplea más para animales que para humanos y en el caso de estos, se suele usar de forma despectiva. Pero hubo una época, allá por el siglo XVI y con los Austrias dominando España y parte del mundo conocido, donde era una palabra común para referirse al miembro viril.

Concretamente en esa época, hubo un tal Francisco Díaz (diciembre de 1527 - 8 de abril de 1590)  que estudió Medicina (además de Filosofía) en la Universidad de Alcalá obteniendo la licenciatura el 30 de noviembre de 1555 y el doctorado el 27 de diciembre de 1555. Ya sé lo que estáis pensando..."vaya crack el tío que se saca el doctorado en un mes o vaya cagada de fechas a metido José"... Pues es más la primera, pero con matices: el dato es totalmente correcto, pero el concepto de doctorado de la época no tenía nada que ver con el actual... Eso sí, el "tío" era un crack.

Con influencias y siendo compañero de médicos de la talla de Francisco Vallés ("el divino"), Cristóbal de Vega y Fernando de Mena, alcanzó a ser médico de cámara de Felipe II en 1568 por 60.000 maravedíes al año (aunque con título de Cirujano de S.M. desde el 10 de abril de 1570), no sin antes haber tenido una difícil andadura como cirujano titular de la ciudad de Burgos por la cantidad de 40.000 maravedíes al año, donde cobró fama tras la epidemia de peste que asoló la ciudad en los años 1564 y 1565 en la que incluso perdió a su primera esposa y la menor de sus por aquel entonces seis hijos. Fue cirujano real durante más de 20 años, hasta su fallecimiento en Madrid, el 8 de abril de 1590. Tal fue la repercusión de este cirujano, que el mismísimo Miguel de Cervantes, en su novela "La Galatea" publicada en 1585, le dedicó un poema.

El título del post no es otro que el de la obra más importante del Dr. Díaz de Alcalá, como era conocido. De hecho se considera el primer Tratado de Urología. Realmente sólo escribió dos obras completas y una obra sobre Anatomía que no llegó a publicar sobre los conocimientos de disección adquiridos durante su viaje a Valencia junto a Jimeno y Collado. El "Compendio de Chirurgia: en el cual se trata de todas las cosas tocantes a la theorica y pratica della, y de la anotomia del cuerpo humano, con otro breue tratado delas quatro enfermedades" fue la primera obra de Díaz impresa en Madrid en 1575. Escrita en forma de coloquios (o dialogada) entre un doctor y un aprendiz, se hizo, según afirma el autor en el prólogo, para provecho y ejercicio de los cirujanos "romancistas" por la falta que tenían de libros de cirugía en castellano.
 
 
 
Respecto al que nos ocupa, el "Tratado de Urología de todas las enfermedades de los riñones, vejiga y carnosidades de la verga" se publicó en Madrid en 1588 y no pretendo soltaros un rollo, pero para que veáis la importancia que ha tenido, daré algunos matices de cada uno de sus tres libros:
 
 
 
En el libro primero, o de las enfermedades de los riñones, el autor estudia, de modo ordenado y metódico, toda la patología del riñón que se conocía por aquél entonces. La parte más importante y amplia de este libro está consagrada al estudio del proceso que denomina "piedra de los riñones", con distinción entre las "arenas" y las "piedras" y su modo de originarse; las piedras del "humor grueso, viscoso y glutinoso" o de las mismas arenas. La sintomatología y el pronóstico se encuentran perfectamente detallados. Los Capítulos más extensos de la obra conciernen a las medicaciones específicas o caseras a base de ungüentos o cocimientos. La terapéutica profiláctico como las recomendaciones higienicodietéticas y los alimentos que deben evitarse; o lo que debe prescribirse en el tratamiento como recursos de acción diurética, analgésicos, vomitivos, sangrías y aguas mineromedicinales que él parecía conocer muy bien. Trata también de las inflamaciones o procesos ulcerosos de los riñones, o "llaga de los riñones" y recomienda para su tratamiento la leche fresca recién ordeñada. Completa la descripción con los aspectos etiológicos y de diagnóstico diferencial muy precisos para su época, y define entidades como la "tisis" y la vómica por absceso perirrenal fistulizado al pulmón. Habla también del "ardor de urina", "flujo de sangre por la verga" y "diabetica passion", que corresponderían a síndromes, son elevados por Francisco Díaz a la categoría de entidades morbosas, y recomienda diversos y curiosos tratamientos para su cura.
 
El libro segundo, o de "las enfermedades de la vexiga" empieza con una impresionante introducción anatómica para después hablar de lo que él llama  "piedra de la vexiga", proceso al cual consagra casi íntegro el segundo libro. Son semejantes las reflexiones etiopatogénicas del proceso a las que expone en la parte dedicada al riñón. El cuadro clínico y el pronóstico son puntualmente diferenciados, y afirma que la afección "es peligrosa, larga y enfadosa", y que ésta es peor "en personas de edad, obesos y en varones". Las normas profilácticos son recomendaciones dietéticas o higiénicas y medidas de orden mágico. El tratamiento curativo comprende recursos medicamentosos e indicaciones quirúrgicas como la talla, de la cual ofrece dos variantes calificadas por él como "de obra de manos a la castellana y a la italiana". El texto se acompaña de figuras destinadas a facilitar la comprensión de la técnica. Para la extracción de las piedras de la vejiga utiliza diversos útiles bien representados en su obra, como las tenazas con ramas en pico de ánade: "... si son grandes, se trituran con otras pinzas tenaza extrayendo los trozos con el verrículo o cucharilla". Francisco Díaz utilizaba la talla a la castellana con una técnica análoga a la de Celso, pero con incisión perineal lateralizada, y no la recomendaba en los viejos, para los cuales, según él, era mejor la talla a la italiana, o de Mariano Santo que, aunque la consideraba peligrosa, la describe detenidamente y la defiende para la extracción de cálculos grandes. En el caso de cálculos uretrales pequeños ideó un aparato en forma de tenaza graduada que llamó speculum pudendi, que se introducía, cerrado, por la uretra y que podía abrirse una vez dentro de ésta para apresar la piedra. Los últimos capítulos, dedicados a las inflamaciones y llagas de la vejiga, incluyen procesos con clínica y terapéutica bien especificadas, y recomienda el tratamiento local mediante inyecciones y lavados vesicales con lo que él llama "colirios", para la instilación de los cuales utilizaba una sonda metálica "a manera de algalia" y una jeringa que adaptaba a la misma. Estos lavados con los colirios de su invención ya fueron utilizados por Albucasis y serían los precedentes de las actuales instalaciones endovesicales para determinados trastornos patológicos.
 
 
 
El libro tercero o "de las carnosidades de la vía de la verga" es el más original e interesante, constituyendo, junto con el Capítulo sobre este tema de Ambroise Paré, la mejor monografía publicada hasta entonces de esa enfermedad:  "...nueva o al menos nuevamente entendida y, por la misma razón dificultosamente curada" como él mismo decía. En esta parte, el Dr. Díaz analiza las diversas neoformaciones de localización uretral consecutivas a procesos inflamatorios, principalmente gonorreicos. Las carnosidades las define nuestro autor como "excrecencias de carne más de lo que según naturaleza en una parte se refiere". El callo no sería sino "una carnosidad endurecida". En el siglo XVI hubo una gran polémica centrada en la discusión que pretendió dilucidar la prioridad del descubrimiento de las carnosidades y la utilización de ciertos recursos de aplicación tópica (los cáusticos) para combatirlas. Francisco Díaz otorga dicha prioridad al doctor Romano. Siguiendo su exposición habitual, dedica un capítulo a la anatomía de la verga, modelo de exposición para la época, y después, en los siguientes, pasa revista a la etiología de las carnosidades, aunque según él: "...la mayor parte de las veces la causa de esta passion es la gonorrea". El capítulo sexto de este libro, trascendental en la obra de Díaz, trata de los síntomas, del interrogatorio y la exploración instrumental de la afección con el empleo de la candelilla, el junco y la algalia. Según algunos autores, la patología, el diagnóstico y el tratamiento de las estrecheces quedaron definitivamente establecidos de la lectura del mismo. En el siguiente capítulo trata del grave pronóstico de la enfermedad si ésta no se cura, pues termina con la "supresión de orina". El capítulo octavo lo dedica a los tipos de tientas o instrumentos que se han de usar para el tratamiento de este mal, describiendo los útiles como tallos, juncos, candelillas y algalias. Aconseja las candelillas. En el caso de estrecheces duras "en forma de callo", recomienda la utilización de un útil: el "instrumento cisorio" de su invención y la forma de utilizarlo. Se trataba de una algalia abierta en su extremo distal por cuyo interior introducía una fina "verga de plata" que asomaba por la punta y que servía como tutor para vencer la parte mas cerrada de las estrecheces y que, según Díaz, él mismo utilizó algunas veces. Aunque el francés Paré, en su obra "Dix livres de la Chirtirgie." describe un instrumento parecido con una finalidad similar, la descripción práctica del instrumento y la metódica de utilización como uretrotomo es la primera en la historia del quehacer médico, por lo que la prioridad o invención de la uretrotomía interna ha de ser otorgada a Francisco Díaz que, aunque tardíamente, le ha sido reconocida de forma universal. Los restantes capítulos de carácter preventivo y profiláctico de las carnosidades son de menor valor desde el punto de vista histórico, aunque quizás haya que destacar el que trata de la preparación de los cáusticos, con la recomendación de utilizar uno fabricado por él, a base de una mezcla de alumbre, caparrosa y solimán.  
 
 
 
Aunque algunos le "acusaron" de ser un médico más teórico que práctico, el legado que ha dejado a la historia de la Urología es innegable.

Para los que tengan curiosidad y les vaya leer en castellano antiguo, os posteo el libro completo:




Reproducciones actuales para museo de los instrumentos creados por el Dr. Díaz de Alcalá

Notas:
- No se fíen mucho de las referencias históricas de la Wikipedia, que tiene muchos errores.
- Las imágenes han sido obtenidas a través del buscador de imágenes de Google.
- POST HISTORIA DE LA MEDICINA 3.

Referencias:
Wikipedia
Asociación Española de Urología
Los dos libros comentados


Ni frío, ni calor, ni blanco, ni negro, ni siento, ni padezco: ¿Qué piensa el paciente cuando dos médicos prescriben lo contrario?

viernes, 21 de febrero de 2014

Los últimos días se han juntado dos hechos, les voy a llamar premisas, que me llevan a plantearme algunas cosas. Para llegar a la conclusión ustedes mismos... pueden partir de la Premisa 1 o de la Premisa 2... "pa gustos colores" y "todos los caminos llevan a Roma".

Premisa 1
Paciente con dos hernias discales y una protusión en las cervicales, con muchos problemas de dolores en el cuello, cabeza y afectación en extremidades.  Tratado multidisciplinarmente por neurocirujano, traumatólogo, medico rehabilitador y  fisioterapia. A parte de medicación, sesiones de rehabilitación, ultrasonidos, calor, TENS, etc. le recomiendan calor a nivel local alguno de los especialistas y frío a nivel local otros de los especialistas. Es más, dos cosas agravan el tema: 1) que el médico que recomienda el frío, dice que el calor ni se ocurra ponerlo, que el que lo dice no tiene ni idea O_O y exactamente lo mismo a la inversa; 2) que dos fisioterapeutas (misma especialidad) recomiendan exactamente lo contrario y tirando por el suelo los efectos de la otra terapia.
Premisa 2
Circulan por twitter determinadas infografías sobre temas de salud, una de ellas relacionada con el tratamiento del dolor, reducción de la lesión e inflamación, que ha sido comentada por médicos, gestores sanitarios y fisioterapeutas tanto en twitter, como en varios blogs importantes dentro de la llamada blogosfera sanitaria (para exponer el caso, no hace falta mentarlos). El caso es que unos profesionales estaban a favor de la infografía, otros no, otros al principio lo estaban y después cambiaron de opinión. En el equipo de los creadores de la infografía hay médicos también, por lo que en teoría son profesionales sanitarios y es obvio que están a favor. Unos fisioterapeutas la alaban y otros la han crucificado.

En lógica, las premisas son las proposiciones anteriores a la conclusión. En un argumento válido, las premisas implican la conclusión. ¿Pero qué pasa si las premisas son contradictorias?. Una afirmación usada como apoyo es incompatible con lo que se afirma en otra expresión, también usada como apoyo (blanco y en botella leche).
No quiero entrar en temas de evidencia médica. He de suponer que todo profesional sanitario se ha de basar en ella... señores no estamos hablando de homeopatía, visitas a Lourdes y otros sucedáneos (#NoSinEvidencia)... estamos hablando de MEDICINA (en diferentes especialidades y fisioterapia)

El partir de una premisa (escojan la 1 o la 2) nos va a llevar a una
Conclusión

Vamos a plantear varias... porque soy tan generoso que tengo "para el niño y la niña"
- ¿ El médico A es un crack y por lo tanto el médico B no tiene ni idea?

- ¿ El médico A sabe mucho y el fisioterapeuta C no tiene ni idea porque no es médico?
- ¿ Cómo el que se pone "manos a la obra" y me alivia el dolor es el fisioterapeuta C... el médico A era un sobrado que no tiene ni idea?

- ¿ El fisioterapeuta C tiene más experiencia que el fisioterapeuta D y hay que hacerle caso?
- ¿ Cómo el médico A es un referente porque es jefe de equipo, catedrático o tiene 5.000 seguidores en twitter, tiene la razón frente al recién titulado B?

- ¿Cómo el fisioterapeuta C es presidente de una asociación, colegio o es el "Sr. Cuesta de su comunidad" sabe más que el fisioterapeuta D?
NOOOOOOOOOOO. ¿Saben cuál es la conclusión?... Que el paciente se hace un lío, se angustia, no sabe qué camino tomar y acaba entrando en un círculo vicioso que le hace desconfiar de todos los profesionales sanitarios y del sistema sanitario en general.

Tablas de alimentos alcalinos y ácidos

jueves, 20 de febrero de 2014

 
 

La urología en el Antiguo Egipto: el origen del nombre "cálculo renal"

sábado, 15 de febrero de 2014


Los egipcios utilizaban la medicina denominada racional con fitoterapia, baños, masajes, combinados con rezos, encantamientos y actos rituales para obtener la mejoría de los pacientes.

Los egipcios desde 4.000 años a.C. en los papiros de Lahun (Kahum en algunas trascripciones) y de Ebers (en ese orden las dos imágenes inferiores) mencionaban los desordenes del piso pélvico con la descripción de los prolapsos (vesicales, uterinos). Así Cleopatra proponía la aplicación de sustancias astringentes en la vagina cuando había prolapsos vaginales (cistocele, rectocele).
 
 
 
 

Tenían los egipcios el concepto de especialidades en el campo de la medicina, por lo cual no es difícil imaginarse que las vías urinarias tenían su representante o bien individualmente o bien dentro de las actividades de un cirujano, ya que tanto las enfermedades litiásicas originadas por motivos medio-ambientales (clima, alimentación), como por la obstrucción urinaria de la salida vesical, bien sea por patologías intravesicales o por aumento de la glándula prostática eran vistas ya para aquella época por un especialista. Inclusive las enfermedades parasitarias vesicales (Schistosomiasis) con la complicación de hematuria y de cáncer vesical, evidenciada por la presencia de huevos calcificados de Schistosoma haematobium en una momia de Nakht (Najt erróneamente en la Wikipedia; por cierto si pensáis ir a Egipto, no dejéis de visitar su tumba en Tebas... im-presionante en dos palabras), eran vistas y tratadas por una persona en particular (dinastía XXI).
 
 

En un grabado (imagen inferior) de la tumba de Ankhmahor que era capataz-Visir del Rey Teti (VI dinastía alrededor del año 2.345 a.C.) en Sakkara, se ven los pasos seguidos durante la circuncisión, practica egipcia sobre todo de las clases superiores y de los sacerdotes. Vemos las actitudes del cirujano (que era el sacerdote), su ayudante y el paciente. Se sabe que era un procedimiento que se realizaba en la pubertad-adolescencia. La práctica de la circuncisión era práctica común en Egipto extendiéndose su uso posteriormente al pueblo hebreo y otros pueblos del medio oriente.

 



No fue un hecho aislado y es descrito por Manetón en la "Crónica de Reyes" en muchas de las Dinastías. Algunos egiptólogos incluso mencionan que en los inicios, existía un Dios de la Circuncisión cuya misión o trabajo era mantener la fertilidad en los bancos del Nilo

El bisturí en el Imperio Antiguo eran hojas de obsidiana o pedernal (piedra de chispa) y en el Imperio Nuevo el bisturí era de metal. Se colocaba miel con aceite para mejorar la cicatrización y evitar las infecciones de la herida. Además de los motivos religiosos que obligaban a los egipcios a realizar el procedimiento tenían también motivos higiénicos, motivos de pureza, así como se consideraba un requisito para contraer matrimonio y como un tratamiento para la denominada gangrena del prepucio (Andrawis). Tenemos testimonio de que los instrumentos quirúrgicos mas sofisticados eran originarios de Egipto y por eso es que griegos y romanos consideran a Egipto como la cuna de la medicina.

El tratamiento de la retención urinaria en Egipto o “liberación del vientre” se obtenía con semillas de ricino y cerveza, así como con la práctica de untar el pene con aceite en el cual previamente se disolvía un haba cocida, con la inmersión de una caña o junco en el agua estimulando por analogía el canal uretral (Cosmacini).

En Tablas mesopotámicas que van del 3.400 al 1.200 a.C. se ha leído el siguiente texto: “Introducirás un remedio en el pene con la ayuda de pequeños tubos de bronce” que documenta la existencia de catéteres uretrales ya en las épocas de las primeras ciudades del fértil creciente e igualmente se hablaba de síntomas obstructivos urinarios (prostáticos), infecciones de transmisión sexual, por los encargados de la medicina de los pueblos mesopotámicos como fueron el Asu y el Asipu.

Mención especial tiene Imhotep, arquitecto, pensador y jefe de los médicos del Faraón Zoser (III Dinastía) y un adelantado a su tiempo como autor del autor del papiro de Edwin Smith donde entre otras cosas describió las repercusiones uroneurológicas, es decir, la vejiga neurogénica.

 
 
 

Además ya desde ésos tiempos, se conocía la "enfermedad de la piedra" (que también es descrita en tratados chinos, hindúes, griegos y romanos), ya que existen momias egipcias con cálculos vesicales siendo ésta patología una de las responsables del desarrollo de la especialidad urológica en todas las épocas de la historia del hombre.

Probablemente el nombre de piedras o cálculos renales provenga de los recipientes de arcilla con cuentas en su interior, encontrados en la orilla occidental del Éufrates en la ciudad de Habuba Kabira, datados entre el 3.200 y el 3.100 a.C. El más antiguo (el de la figura inferior) es una pieza de barro sin cocer expuesta en el Museo Nacional de Alepo (hoy tristemente conocida por los bombardeos del régimen Sirio). Lo interesante, es que dentro de la pieza existen las llamadas "cuentas", en latín llamadas "calculi", piezas pequeñas de terracotta con las cuales se llevaba la contabilidad y que posiblemente dieran nombre a los "calculus" o piedras renales.
 
 
Notas:
- No se fíen mucho de las referencias históricas de la Wikipedia, que tiene muchos errores. Mi especialidad no es Egipto, pero parece que tampoco la de la Wiki.
- Adjunto referencias básicas consultadas abajo, pero para más detalle pulsar aquí.
- Las imágenes han sido obtenidas a través del buscador de imágenes de Google.
- Este post va dedicado a la profesora Ana María Vázquez Hoys con la que llegué a odiar la Historia Antigua, pero con la que ahora la amo, pese a que mi especialidad es la Medieval.
- POST HISTORIA DE LA MEDICINA 2.
 
Referencias:
Urología Rosario
Academia Biomédica Digital
Emge L, Durfee RB. Pelvic organ prolapse: Four thousand years of treatment. Clin Obstet Gynaecol, 1996
Ponteziani Bigelli, Julio César. Historia de la Urología, 2006

Lit-Control: dispositivo para prevenir la formación de cálculos renales y su campaña de crowfunding

jueves, 13 de febrero de 2014

He recibido un mail enviado por parte de una persona relacionada con Lit-Control en twitter @LitControl solicitándome  apoyo para una campaña de crowfunding para lanzar este dispositivo.

Vamos por partes..., para los que no sepáis lo que es el crowfunding, se trata de una fórmula de financiación colectiva para sacar adelante un proyecto y a cambio de las aportaciones recibidas por los usuarios (mecenas) estos reciben unas recompensas relacionadas con el proyecto. Aquí tenéis la definición que hace Wikipedia de este sistema, que lo españoliza como Micromecenazgo

Los señores de Lit-Control están realizando la campaña para poder cubrir los gastos del proceso regulatorio del dispositivo (obtención del marcado CE), que calculan en 8000€. Devicare, es la empresa que desarrolla el dispositivo, apoyada por Bake 250º, una plataforma de emprendedores que están ayudando en la campaña de crowdfunding.
 
Hasta aquí la parte de que estos señores quieren que les patrocinemos el proyecto, pero...
 
¿Qué es Li-Control, para que sirve y cómo funciona? (información obtenida de su web)
 

 
Lit-Control es un dispositivo médico de última generación que permite medir los niveles de un reconocido biomarcador de la capacidad litogénica de la orina del paciente (capacidad de formación de piedras en el riñón) para ayudarle a prevenir la formación de cálculos renales y los dolores intensos de un posible cólico nefrítico no deseado. Lit-Control, además, permite que los Sistemas Nacionales de Salud ahorren en gasto sanitario puesto que es el propio paciente quien desde la comodidad de su casa analiza su la capacidad litogénica de su orina en cuestión de segundos.
 Lit-Control es un producto de la startup Devicare, una empresa innovadora con sede en Barcelona que se dedica al cuidado del paciente crónico a domicilio con el desarrollo de productos de vanguardia. Además de Lit-Control, Devicare ha desarrollado dos complementos alimenticios llamados Lit-Control pH Up y Lit-Control pH Down con los que el paciente podrá reducir la capacidad litogénica de su orina de una manera sencilla para decir adiós definitivamente a las piedras en el riñón.
 Lit-Control es muy fácil de usar; sólo dispone de un botón que permite encender el dispositivo y medir el pH de tu orina. En pocos segundos te muestra un resultado cuantitativo que te permite saber si tu orina tiene capacidad para formar piedras en el riñón asociadas al pH urinario o no. En caso de que la tenga, Lit-Control te avisará y te recomendará que tomes determinados alimentos y/o complementos alimenticios como Lit-Control pH Up o Lit-Control pH Down para reducir esta capacidad de litogénesis. Una vez que hayas seguido las recomendaciones de Lit-Control, podrás volverte a medir el pH de tu orina (cuantas veces quieras) para ver si éste se ha modificado y, por tanto, si se ha reducido la capacidad litogénica de tu orina. Con este control periódico (recomendamos una vez al día con la primera orina de la mañana) estarás evitando que las sustancias que filtra tu riñón acaben precipitando en forma de cristales que con el tiempo serían cálculos renales que obstruirían tu tracto urinario provocándote un intenso dolor.
 Como ya os hemos indicado, Lit-Control pH Up y Lit-Control pH Down son los dos complementos alimenticios que te ayudarán a regular los niveles de pH urinario para mantenerlo dentro un rango de seguridad. Dependiendo del tipo de litiasis que padezcas deberás utilizar un complemento u otro. Así, para las litiasis asociadas a pH urinario como las de ácido úrico, cistina y oxalato cálcico inducido por ácido úrico deberás aumentar tu nivel de pH urinario con Lit-Control pH Up; mientras que para los cálculos de fosfato cálcico, estruvita y oxalato cálcico inducido por hidroxiapatita deberás reducir tu pH urinario con Lit-Control pH Down.
 
Desarrollo del Lit-Control ( (información obtenida de su web y referenciada externamente por mí)
La idea de crear Lit-Control nació hace 4 años de la mano del Dr. Félix Grases y su equipo del Laboratorio de Investigación en Litiasis Renal de la Universidad de las Islas Baleares. El Dr. Grases y su equipo son líderes mundiales en el estudio de los factores y mecanismos generadores de los cálculos renales, como demuestran sus más de 300 publicaciones científicas en revistas de impacto, 14 patentes de las que 11 están transferidas a empresas como Devicare, y numerosas participaciones en Congresos Nacionales e Internacionales de Urolitiasis.
Devicare se funda a finales de 2012, tras cerrar un acuerdo de licencia con la UIB para la explotación de la patente de Lit-Control. Acto seguido se forma un equipo de ingenieros de primer nivel, que representaban a organizaciones con experiencia reconocida en las distintas áreas de desarrollo de producto (mecánica, electrónica, software, sensórica,...) como son el Centro de Desarrollo de Sensores, Instrumentos y Sistemas de la Universidad Politénica de Cataluña, el Centro ASCAMM, el Centro Nacional de Microelectrónica del CSIC, y algunas pymes españolas como MOS Design, ITEL Electrónica, Injecter, CIPSA, Instant Procés o Sanifit.
Cuatro meses más tarde de la formación de este consorcio, liderado por el ingeniero Rosendo Garganta Laria (fundador de Devicare), se lograba crear una primera prueba de concepto de Lit-Control, que permitía validar el producto a nivel de mercado.
Ahora, casi un año después de aquél acontecimiento, nos encontramos en la fase final de desarrollo, terminando el proceso regulatorio liderado por el ingeniero José María Plana Eguia (Director Técnico de Devicare).
 
El proyecto ha sido reconocido con varios premios:
  • 1º Premio en la categoría Sociosanitaria del Certamen Nacional Jóvenes Emprendedores del INJUVE, adscrito al Ministerio de Sanidad.
  • 1º Premio Impulso a la Emprendeduría del Rotary Club y el Ayuntamiento de Cerdanyola del Vallès.
  • 1º Premio Cre@tic del Tecnocampus y el Ayuntamiento de Mataró.
  • 1º Premio Yuzz Terrassa de la Fundación Banesto, Letitat Technological Center, Euncet Business School, Parque Orbital40 y Ayuntamiento de Terrassa.
Aquí varios medios de comunicación hablando sobre el dispositivo:

Os dejo el enlace de su página de crowfunding para los que creáis conveniente lo apoyéis AQUÍ

Hasta aquí ha quedado expuesto toda la información sobre el dispositivo y su campaña de crowfunding. Ahora voy a dar mi opinión personal (por supuesto, no vinculante), ya que aquí sois casi 3000 amig@s todos los días (muchas gracias por ello) y creo que debo hacerlo:

1. Todo lo que sea apoyar startups es importante, más aún en este momento de crisis y todavía más si es de profesionales españoles.
2. Desde el punto de vista de la ingeniería, a la que me dedico y además he pasado por el sector sanitario, creo que tanto las instituciones, como los profesionales que han participado en el proyecto son de garantías y nivel para que el producto final sea de calidad.
3. El controlar el pH de la orina no es el único factor que predispone para tener cálculos renales. No soy yo el que lo dice, simplemente hay que consultar cualquier bibliografía sobre el tema. De hecho podemos dar valores no óptimos de pH y no desarrollar cálculos o a la inversa (sin ir más lejos mi caso).
4. Para una persona que tenga que realizarse controles continuos, lo veo útil, pero ¿hasta qué punto es necesario tanto control continuo?
5. Que reduzca costes en los análisis a los hospitales y centros de salud es cierto, pero dependiendo del número de controles. Si es dos o tres al año,... no lo veo claro. Volvemos a lo del punto 4.
6. No me gusta el aspecto en el que según de el resultado te propongan tomar unos productos suyos para subir o bajar el pH. Soy y seré partidario de que todo producto/medicación nos lo debe prescribir nuestro médico, porque cado uno somos un mundo. Que si el profesional sanitario cree conveniente que se tome su producto... "miel sobre hojuelas", pero si no...
7. Creo que deberían exponer con mayor claridad los fundamentos sanitarios basados en estudios de la aplicación del dispositivo. Como suelo decir siempre,... #NoSinEvidencia. Y no digo que no la tenga, pero me gustaría poder consultarla.

Gracias a tod@s

 

Que "rara" sea sólo una palabra del diccionario

miércoles, 12 de febrero de 2014



El día 28 de febrero se celebra el Día de las Enfermedades Raras en todo el mundo. En España FEDER (en twitter @FEDER_ONG) es la máxima institución que vela y defiende los derechos de asociaciones, y de afectados y sus familiares. Este año el lema a nivel internacional es el "cuidado" y a nivel nacional la "educación".  
FEDER va a crear en su página de Facebook (yo justamente no tengo Face!) un gran mural con enlaces a posts sobre este tema. Pues Mi vida con un catéter doble J no podía ser menos y va a participar haciendo un alegato sobre el vocabulario y el uso de la palabra "raro-ra".


 Según la RAE las acepciones de la palabra raro-ra (del lat. rarus) son las siguientes:
1. adj. Que se comporta de un modo inhabitual.
2. adj. Extraordinario, poco común o frecuente.
3. adj. Escaso en su clase o especie.
4. adj. Insigne, sobresaliente o excelente en su línea.
5. adj. Extravagante de genio o de comportamiento y propenso a singularizarse.
6. adj. Dicho principalmente de un gas enrarecido: Que tiene poca densidad y consistencia.

Nadie dice que una acepción sea más valida que las otras. Igual que todas las acepciones de una palabra se pueden usar, nos guste o no, todas las enfermedades y por ende, todo aquel que tiene una enfermedad, debe ser tratado como dice la cuarta acepción, de manera "insigne, sobresaliente o excelente". Cualquiera que tiene una enfermedad necesita todo el apoyo para superar aquello que atenta contra su salud. Cualquiera que tiene una enfermedad debe ser ayudado a superarla o en su defecto mitigar los síntomas que le impidan desarrollar una vida plena.

Desde el momento en que algo es poco común, tendemos a discriminarlo. Desde el momento que algo se sale de la normalidad, tendemos a apartarlo. Desde el momento que algo es inusual tendemos a ignorarlo... Abramos los ojos, en la vida, en la naturaleza, todos somos diferentes, no hay nada igual, todos somos "raros", todos somos especiales, insignes, sobresalientes y excelentes. Lo mismo ocurre con las enfermedades, no hay dos enfermedades iguales, ni siquiera dos catarros iguales y no por ello uno es más importante que otro... simplemente son "dos catarros" y se busca solución a ellos, se medica a los pacientes y si se trata de resolver satisfactoriamente. Pues convirtamos todas las enfermedades raras en catarros, porque así deberían ser algún día... simples catarros.


Dijo Oscar Wilde que "Vivir es lo más raro de este mundo, pues la mayor parte de los hombres no hacemos otra cosa que existir"... Fijaros que hasta vivir es "raro"... Realmente, como he comentado antes, todo es distinto, todo es "raro". Como bien dice el movimiento... "todos somos raros" (@todossomosraros).  

Hagamos que "raro-ra" sea simplemente... una palabra del diccionario.
http://www.enfermedades-raras.org/index.php/ayudanos/haztesocio