Soy un joven que por unos problemas de salud, concretamente que afectan a mis vías urinarias, he estado con un catéter doble J durante un periodo largo de tiempo y ante la incertidumbre de lo que ocurriría y ocurrirá y la poca información de otra gente en la red, voy a contar mi experiencia y recopilar información por si le sirve a otras personas...

Del rosa al negro en la Sanidad Pública ¿o no?

viernes, 30 de agosto de 2013


 
Empiezo comentando tres premisas que creo básicas:

1) Ante todo quiero recalcar que lo que aquí expreso es una opinión personal, que a mi entender creo fundada, pero que me encanta que me la rebatan para verlo con otros ojos... quizá más acertados...
2) Me repito como el ajoaceite... soy un convencido defensor de la sanidad pública, pero defensor respetuoso con todo y todos (a mi entender) como  expuse hace dos post.

3) Que creo también necesaria a la sanidad privada y que debe complementarse con la pública, pero que esta última es imprescindible y que sea, como dicen los niños, "la más mejor".

Habiendo sentado las bases, quiero comentar que según lo que leo en twitter los últimos días, parece que la sanidad pública española era maravillosa, perfecta, ideal, excelente, portentosa, fascinante, admirable y no sé cuantas cosas más hasta que han llegado los recortes y más aún el intento de privatización de la misma, vamos que teníamos una sanidad de color ROSA.
Según muchos amigos/compañeros se va a transformar o se ha transformado ya en un auténtico desastre, una sanidad mala, execrable, injusta, cruel, ineficiente, insuficiente, etc. articulada demoníacamente por los que nos gobiernan para intereses privados... es decir... una sanidad NEGRA.

Yo nunca he sido de ROSA, no porque fuera de niñas, en absoluto, simplemente porque como se suele decir "pa gustos colores", pero tampoco he sido de NEGRO, me ha parecido muy fúnebre, aunque estilice. Eso sí, tengo mis camisetas y polos tanto de color ROSA como de color NEGRO, pero también los tengo de otros colores, porque el abanico de colores es muy amplio y hay muchos tonos para vestirnos, para vestir las cosas... hay días y cosas de ROSA, hay días y cosas de NEGRO, como los hay de VERDE, AZUL, ROJO, etc.

 
 Es más, dentro del ROSA hay mil tonos, igual que dentro del resto de colores, no así del NEGRO, que por definición es la ausencia de color.
 



Puede que la sanidad pública que viene aparentemente vaya a ser peor que la que había (por desgracia), aunque yo no diría que es NEGRA diría que es GRIS, no sé como de intenso, pero GRIS. Lo que tengo claro es que la sanidad que había no era ROSA, ni mucho menos, por lo menos desde el punto de vista de los pacientes. Sin orden ni concierto se me ocurre decir:
  • Listas de espera quirúrgicas han habido siempre... de hecho en el 2005 (sin incluir datos de la Comunidad de Madrid) eran comparables a los actuales. (Fuente: MSSSI; Infografía: El País)
 
 
  • Las listas de espera para acceder a determinadas especialidades no han bajado en los últimos años. (Fuente: MSSSI; Infografía: El País)


  • Las listas de espera para pruebas diagnósticas ya existían con un tamaño enorme hace años.  (Fuente: MSSSI; Infografía: El País)
  • La desgracia (y que a nadie nos toque), sin entrar a valorar el porqué, de las negligencias médicas, ha estado estable en los últimos años. Es más, con la concienciación a denunciar ahora que no existía antes, el incremento es mínimo (Fuente: Asociación El Defensor del Paciente; Infografía: Bruna Abogados)
 
 
  • Las peonadas y trabajos de los médicos de muchas horas seguidas, por ejemplo 24h, ya se producían hace años... ¿Eso realmente permite desempeñar bien su trabajo?, ¿están "frescos" para atender bien al paciente? Y no sólo me refiero frescos en cuanto a capacidad de conocimiento, que por supuesto debería entender que sí, me refiero en cuanto a ánimo para dar el apoyo y "cariño" que un enfermo se merece.
  • El número de camas por cada mil habitantes, ya era bajísimo con respecto a Europa hace años. (Fuente e Infografía: Redacción Médica)
  • Los profesionales, pese a lo vocacional de su trabajo, se merecen salarios acordes al nivel de preparación que tienen, que en nuestro país es altísimo. A mi entender, las retribuciones medias ya en años anteriores dejaban bastante que desear. (Fuente e Infografía: Redacción Médica + fems)
  • Los niveles de satisfacción de los pacientes se han mantenido constantes en los últimos años. ¿Bueno o malo?... Como la botella... según se vea medio llena o medio vacía. (Fuente: Publicación de Excelencia Sanitaria)
 

  
No me quiero extender mencionando los tiempos de espera en urgencias, a ambulancias y servicios de emergencia, rehabilitación, intervenciones ambulatorias, etc. entro otras cosas, que no es que siempre fueran de color ROSA en los años recientes de nuestra sanidad pública.

Señores, no hemos tenido una sanidad ROSA nunca, seamos críticos con lo que viene, pero también debemos serlo con lo que hemos tenido, que ahora nos parece maravilloso.
Esforcémonos en poner las bases para que la nueva sanidad que nazca sea auténticamente ROSA. Es fácil, y me incluyo, decir "lo están haciendo mal"... y como cuesta decir "lo estábamos haciendo mal". Goethe dijo que "El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada".

ESTA VEZ SÍ... ENTRE TODOS PINTEMOS EL FUTURO DE NUESTRA SANIDAD DE ROSA

 

El Martini de la privatización sanitaria lo quiero "Mezclado, ...no agitado"

lunes, 26 de agosto de 2013

Plasmo en un post lo que ya he expresado a través de twitter...
Últimamente están brotando más noticias sobre la "privatización" de la sanidad pública, afectando sobre todo a hospitales de la Comunidad de Madrid, aunque no son los únicos...
Este número de noticias se han visto incremento con dos eventos que se han producido en los últimos días, la adjudicación de la gestión de otros tres hospitales al grupo HIMA San Pablo y el desgraciado accidente  de la Delegada del Gobierno en Madrid, que, aprovecho para desearle una pronta y total recuperación.
Los que me conocéis, sabéis que soy totalmente contrario a la privatización de la sanidad, por multitud de motivos, no excluyentes con que creo debe existir una sanidad privada...
Sabéis que en mi familia muy cercana, hay médicos que ejercen en la sanidad pública y que yo he trabajado de ingeniero mucho tiempo en relación con la sanidad, por todo ello, y sobre todo porque he sido paciente (y por desgracia lo soy), creo que es un error privatizar la sanidad y que no se debe hacer... creo tener el suficiente criterio para poderlo valorar y ser defensor acérrimo de la sanidad pública.
No obstante, la sanidad pública debe aprender también determinadas cosas de la privada, es más, creo que se deben complementar en determinados temas...
Además no creo que para defender la sanidad pública, debamos criticar la sanidad privada (si debemos criticar la privatización de la pública, pero no son lo mismo las dos cosas).
No obstante, esto no es el tema a tratar en este post, el tema es James Bond, que se me ha aparecido en sueños después de ver los comentarios en prensa, foros y principalmente, en twitter (que frecuento mucho) deseándole determinados "males" a la Sra. Delegada del Gobierno, por ser una de las activas defensoras de la privatización de la sanidad madrileña. Es cierto que muchos de los comentarios no le deseaban estos "males", pero en mi humilde opinión, tampoco eran acertados o estaban fuera de lugar. No seamos oportunistas sobre las desgracias ajenas. No hay que ser vengativo, ni desear el mal a nadie, seamos nosotros mismos y defendamos lo nuestro por nuestras virtudes, sin mentar a nadie (y menos en estas circunstancias)...
La privatización de la sanidad guarda relación con las declaraciones de esta señora, pero no con su desgraciado accidente. Por eso como bien dice James Bond al pedir su Martini: "Mezclado, ...no agitado"

Colores de la orina

martes, 13 de agosto de 2013

El tiempo ha pasado y con él la medicina ha evolucionado, ya no se emplean "técnicas" como las que nos describen muy bien en MedicinaJoven (web muy recomendable, por cierto).

El color de la orina puede ser una señal de enfermedad o apenas un hallazgo interesante sin ningún significado clínico. En este texto, vamos a citar algunos factores que hacen que la orina cambie de color.
Orina amarilla oscura o marrón: El color natural de la orina varía de amarillo muy claro hasta amarillo oscuro. Cuanto más hidratada se encuentre la persona, más clara será su orina. Una orina marrón o de color amarillo oscuro normalmente es una orina extremadamente concentrada debido a la poca cantidad de agua para diluirla.
Algunas enfermedades como hepatitis, que suceden con la presencia de bilirrubina en la orina, pueden presentar una orina oscurecida, a veces semejante al mate e incluso a la Coca-Cola.
La presencia de sangre en pequeñas cantidades también puede producir una orina amarilla oscura.
Orina roja: Una orina enrojecida es normalmente causada por infección urinaria; en general, por bacterias que alcalinizan la orina. Es un hallazgo raro y ocurre más en pacientes con catéter vesical.
Orina naranja / orina anaranjada: La orina naranja u orina anaranjada es generalmente una orina roja diluida. Una orina muy concentrada normalmente es amarilla oscura, sin embargo puede ser anaranjada también. Ingestión de remolacha (betarava, betarraga, betarrada, según cada país), zanahoria, frutas rojas o medicamentos como Rifampicina también pude originar una orina anaranjada.
Orina verde: Normalmente causada por la ingestión de colorantes, puede también ocurrir con medicamentos como amitriptilina, propofol e indometacina.
Otras causas de orina verde son:
- Ingestión de espárragos y colorantes artificiales como azul de metileno.
- Infección urinaria. Algunas bacterias también pueden causar una orina verde.
Orina roja o rosa: Orina roja, por lo general, es señal de sangrado en las vías urinarias (llamada de hematuria), pero puede ser causada también por medicamentos y alimentos:
- Laxantes, principalmente los que poseen Sena en su fórmula, Rifampicina, Pyridium, vitamina B, remolacha y moras. Anticoagulantes como Varfarina y heparina pueden llevar a la hematuria y consecuentemente a la orina rojiza. Una enfermedad llamada metahemoglobinemia también puede ser la causa.
- En una persona con buena hidratación, la orina roja puede quedar diluida por el agua y presentarse más rosada o anaranjada.
Orina azul: Normalmente la orina azulada es causada por medicamentos e ingestión de colorantes como azul de metileno. Drogas descritas como causas de orina azul incluyen Triampterno, amitriptilina, indometacina y Viagra.
Existe una enfermedad genética metabólica llamada de «síndrome del pañal azul», que causa orina azulada en recién nacidos.
Orina negra: Causada por otra enfermedad genética rara llamada de Alcaptonuria.
Además del color, el aspecto de la orina puede ser una señal para identificar enfermedades precozmente.
Una orina con exceso de espuma sugiere la presencia de proteínas, lo cual es una señal de enfermedad renal. Una orina «lechosa» puede significar presencia de pus. Una orina con olor fuerte indica que la misma está muy concentrada, favoreciendo la formación de cálculo renal.
Una orina saludable tiene color amarillo claro, casi transparente, sin olor, con una cantidad pequeña de espuma y no causa dolor o incomodidad al orinar.

Interesantes vídeo y presentación:

 


 
Fuente: saludysintomas
Esta información es general, hay que consultar a los profesionales sanitarios cada caso y son exclusivamente ellos los que deben evaluar.

Billar a tres bandas... ¿ A quién hacemos caso ante la duda?... ¿ al médico de A.P., al especialista o al ATS?

sábado, 3 de agosto de 2013

Voy a contar algo que me ha pasado a mi con conclusión parcial esta misma mañana, que me ha hecho pensar en cómo se puede sentir un paciente ante prescripciones distintas entre los especialistas, los médicos de atención primaria e incluso algún elemento adicional más. Mi caso es realmente poco importante, ya que no era algo de "vida o muerte", pero en un caso un poco más importante y donde el paciente le de más importancia, ¿qué hace?...
 
Bueno, por no enrollarme mucho voy a la historia:
 
De pequeño me detectaron alergia a diferentes cosas, no muy grave, pero que me provocaba principalmente rinitis. La alergia era a ácaros del polvo, ciprés, ... y principalmente a la parietaria. Por ello me estuvieron vacunando durante bastante tiempo, pero después por diferentes motivos pararon.
Ahora, muchos años después y principalmente por los problemas que tengo en la cabeza (en el buen sentido ;)) y sobre todo por las intensas cefaleas en vasalva que padezco, y para evitar los estornudos y ... que me pudieran incrementar los dolores de cabeza, mi médica de cabecera, creo que con buen criterio, me remitió a alergología para que me repitieran pruebas y ver si me ponían un tratamiento. Así fue,... hace un par de meses fuí... y me aparecieron similares alergias a las que tenía de pequeño, pero con la de la parietaria bastante agravada, con lo que me remitieron vía carta el tratamiento que debía ponerme. No sé si lo de que envíen el tratamiento por carta convencional es lo normal o no, pero me dijeron que para la especialidad de alergología en el Hospital La Fe lo hacían así. Me compré las vacunas, que por cierto, son carísimas y me dirigí a mi médica de cabecera con ellas y la prescripción de mi alergóloga para que me hiciera un volante y poder ir al DUE/ATS de mi centro de salud a pincharme.
Mi sorpresa fue cuando mi médica de atención primaria vió la prescripción y me dijo que le parecía muy exagerada y más aún consultando las instrucciones que venían del laboratorio dentro de la caja de vacunas.
La prescripción de la alergóloga era empezar con dos pinchazos el primer día, uno de 0,2ml. y otro de 0,5ml. con un intervalo de media hora para ver si había algún tipo redacción y a partir de ahí, un pinchazo cada mes de 0,5ml.
Mi médica de cabecera, que estoy encantada con ella (aprovecho para mandarle un abrazo porqué sé que me va a leer...) lo cambió por un único pinchazo hoy el primer día de 0,2ml. porque empezar con 0,5ml. le parecía mucho...
Pero el billar a tres bandas se ha producido esta mañana cuando he ido a pincharme al centro de salud y el ATS ve el volante de la médico de A.P. y las instrucciones de la carta de la alergóloga y me dice que se niega a pincharme así porque sería él el responsable, ... que lleva 40 años pinchando vacunas antialérgicas y que el modo es 0,1ml. el primer día, 0,2ml. a la semana y después una vez por mes subiendo 0,1ml. cada vez, hasta llegar a la dosis de 0,5ml. que se mantendría mensualmente.
Este señor, a parte de no sentarle muy bien que fuera sábado a pincharme (eso lo puedo entender) al enterarse que la alergóloga era una residente joven, la ha puesto "a caldo", pero aunque no esté bien, ese no es el tema...
Obviamente, para que me pinchara he accedido a "su criterio" de sólo 0,1ml. hoy y a volver en una semana a aumentar la dosis...

El fondo de la cuestión es la siguiente... ¿por qué hay esa disparidad de criterios? ¿ante la duda qué hace el paciente? ¿a quién hacemos caso? ¿ y si el último de la cadena sólo actúa si se hace como el quiere?...

Sé que lo mío era una chorrada y no le doy mayor importancia, pero me he sentido como una bola en un billar a tres bandas, ¿cómo se sentirá una viejecita que no "se entere mucho"?... por favor, sin ánimo de ofender... unifiquemos criterios

Este post para nada es un crítica a la primera banda del billar, menos aún a la segunda y tampoco a la tercera, es una mera descripción de los hechos...