Soy un joven que por unos problemas de salud, concretamente que afectan a mis vías urinarias, he estado con un catéter doble J durante un periodo largo de tiempo y ante la incertidumbre de lo que ocurriría y ocurrirá y la poca información de otra gente en la red, voy a contar mi experiencia y recopilar información por si le sirve a otras personas...

Holter

domingo, 5 de junio de 2011

Permite la monitorización del ritmo cardiaco a lo largo de un día completo. El paciente debe tomar nota de las posibles alteraciones que perciba durante este tiempo.
El Holter es un dispositivo electrónico de pequeño tamaño que registra y almacena el electrocardiograma del paciente durante al menos 24 horas. Suele emplearse en pacientes con sospecha de arritmia cardiaca o para diagnosticar una isquemia silente.

 

Cómo se realiza el Holter

Al paciente se le colocan en el tórax varios electrodos conectados a un Holter del tamaño de un teléfono móvil. Transcurrido el tiempo de registro, el dispositivo se conecta a un ordenador donde se descargan todos los datos recogidos, se procesan y se obtiene información muy útil sobre la frecuencia cardiaca y las posibles alteraciones del ritmo.
Cuando los síntomas son esporádicos el Holter convencional tiene una eficacia limitada, ya que el periodo de registro puede no coincidir con el momento en que se manifieste ese síntoma concreto. En estos casos se utiliza un Holter implantable, de tamaño más pequeño, que se coloca bajo la piel y se mantiene ahí hasta que se produzca la incidencia. En ese momento, el paciente acude a su cardiólogo para que se recojan los datos del episodio mediante un programador especial.

 

El paciente

La actividad realizada durante esas 24 horas debe ser absolutamente normal. El paciente recibirá una hoja con sus datos y la hora de inicio de la grabación, donde anotará las posibles incidencias que perciba (palpitaciones, mareo, dolor en el pecho, etc.). Esto permitirá que el especialista analice el registro del electrocardiograma justo en el momento en que se produjo la molestia.

Nefrólogo y urólogo

Tuve las visitas al nefrólogo y al urólogo por diferentes temas, pero evidéntemente relacionados entre sí.
El nefrólogo me hizo un "interrogatorio" sobre toda mi historia clínica, fundamentalmente de tema renal (con lo que pese al resumen, estuve un rato largando) además de otros temas de salud, hábitos, alimentación, etc.
En un principio me dijo que los dolores de cabeza no parecían provocados por la tensión, por la ubicación de los mismos en el cogote y en el rostro y no en la nuca y porque mis valores de tensión estaban más estabilizados y no tan descompensados, con lo que creía que había sido un pequeño episodio de hipertensión.
No obstante me pidió unos análisis completos de sangre y orina y me citó para la próxima semana para ponerme un Holter y controlar lo de la tensión. No me puso ninguna medicación de momento hasta tener resultados. Además me remitió al neurólogo (otro más para la colección).
Respecto al análisis de orina y la ecografía que me había pedido el urólogo, las miró también y me dijo que los riñones se veían bastante bien y que la piedra no tenía clara que fuera una piedra (que podía ser un error) por el tamaño tan relatívamente grande en poco tiempo, no obstante me comento que por la ubicación de la misma, en un principio no debía de provocar cólico ya que no iba a ser evacuada (en teoría). Del análisis de orina comentó que la poca sangre que aparecía podía ser normal por expulsión de arenilla o cristales....

El urólogo respecto a la ecografía y el análisis de orina coincidió de pleno con el nefrólogo y no le dio mayor importancia y me propuso un cambio de medicación para disolver piedras, en lugar de Acalka, me propuso uralit urato y dijo que dejara el bicarbonato hasta que estuvieran claros mis problemas de tensión arterial, ya que éste hace subir la tensión.

Conclusión: me sigue doliendo la cabeza, tengo una posible piedra nueva en mi riñón derecho que es el bueno, pero que en teoría no debería causar problemas y tengo planificados análisis nuevos y Holter, además de visitar al neurólogo.