Soy un joven que por unos problemas de salud, concretamente que afectan a mis vías urinarias, he estado con un catéter doble J durante un periodo largo de tiempo y ante la incertidumbre de lo que ocurriría y ocurrirá y la poca información de otra gente en la red, voy a contar mi experiencia y recopilar información por si le sirve a otras personas...

Nueva técnica experimental colocación doble J

lunes, 20 de abril de 2009

He encontrado un documento de unas investigaciones que se están realizando para desarrollar una nueva técnica para la colocación de catéter doble J, a través de una incisión de uréter en laparoscopia experimental en un modelo inanimado...

pulsar aquí para ampliar
nt cateterdoblejota

Vídeos de pieloplastias















Vídeo entrenamiento quirúrgico para pieloplastia

Peculiar vídeo de como se entrenan los cirujanos en su adiestramiento para posteriormente realizar pielosplastias laparoscópicas...
Perdón, pero el tamaño de la ventana de visionado no se puede ajustar y se sale un poco del diseño de mi blog


¿Qué es una pieloplastia?

La pieloplastia (normalmente laparoscópica) es un procedimiento quirúrgico muy seguro y está indicada para corregir la obstrucción o estrechamiento del uréter (estenosis ureteral). Esta alteración llamada obstrucción o estenosis de la unión pieloureteral puede ocasionar dolor, litiasis (piedras), hipertensión y deterioro de la función del riñón. Consiste principalmente en recortar el área obstructiva y unir nuevamente la pelvis del riñón con el uréter. Un doble J se coloca en el uréter como soporte de la unión hecha durante la pieloplastia. Este tubo se deja durante aproximadamente 4 semanas y es habitualmente retirado en el consultorio mediante cistoscopia flexible.

Hay varias técnicas para realizar la pieloplastia, la más ampleada se llama Anderson-Hynes.



Aquí un ejemplo de un consentimiento informado que se tienen que firmar antes de que se le practique al paciente una pieloplastia. Concretamente es de la Generalitat Valenciana:

pulsar para ampliar

Coste y evolución del doble J

Interesante estudio que se realizó a lo largo del año 1999 comparando el coste temporal y económico de colocar después de una pieloplastia para solventar una hidronefrosis en un niño un doble J (ya por entonces sólo el cablecito valía casi 180 euros), frente a los sistemas que se empleaban anteriormente (tutor ureteral y nefrostomía).

pulsar aquí para ampliar

Lunes de San Vicente (Pascua)

Da lo mismo que sea fiesta que no, mi cuerpo no lo reconoce. Esta noche me he lavantado tres veces a mear, con las molestias habituales del escozor y el latigazo.
Además tengo molestias en el costado continuas, que no sé si son del catéter o de las habituales que yo tenía antes de que me fastidiaran.