Soy un joven que por unos problemas de salud, concretamente que afectan a mis vías urinarias, he estado con un catéter doble J durante un periodo largo de tiempo y ante la incertidumbre de lo que ocurriría y ocurrirá y la poca información de otra gente en la red, voy a contar mi experiencia y recopilar información por si le sirve a otras personas...

Complicaciones posteriores a la colocación de un doble J

miércoles, 1 de abril de 2009

He encontrado un estudio publicado por el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete de las posibles complicaciones que nos pueden pasar a los pacientes posteriores a la colocación de un catéter doble J. Las enumero literalmente a continuación:
  • Infección urinaria (10-20%).
  • Obstrucción (5%). En caso de doble J, es necesaria su retirada y sustitución si precisa continuar llevándolo.
  • El catéter doble J, por su larga permanencia, puede facilitar la formación de cálculos (3,8%).
  • Puede no quedar en la situación exacta deseada (3,1%) y ser necesaria su recolocación. En el caso del catéter doble J, puede incluso precisar alguna intervención endoscópica o por cirugía abierta para su extracción.
  • Perforación del uréter (0,7%).
  • Rotura del catéter (0,5%).
  • Hematuria (pérdida de sangre con la orina), que en algunas ocasiones (5%) puede ser intensa o persistente y requerir transfusión de sangre.
  • Alteraciones hemodinámicas, incluso shock, por efecto del anestésico local y/o reacción vagal.
  • Molestias vesicales del tipo cistitis (7,7%).
  • En algunos casos (0,2%) se ha hecho espontáneamente un nudo sobre sí mismo y raramente ha sido necesaria una intervención para extraerlo.
  • En el 100% de los portadores de catéter ureteral doble J se produce un reflujo vesicoureteral, consistente en el ascenso de orina hacia el riñón durante la micción, pudiendo provocar alguna molestia en la región renal.
  • Fracaso de la técnica, siendo necesario un segundo intento diferido u otro tipo de intervención.

A mi, por desgracia se me producen varias de estas complicaciones, como ya he comentado.

Aumenta el dolor al orinar

La verdad es que hoy estoy bastante fastidiado, me ha vuelto a aumentar el dolor al orinar.

El famoso latigazo a la altura del riñón es más fuerte que los últimos días (no tanto como los dos días después de la intervención pero de mayor intensidad que los últimos días).

Después de una barbaridad de meadas, me da la sensación que me molesta menos meando sentado que de pie (y no soy una nenaza)...


Además tengo molestias en la uretra continuas, no sólo al orinar. Parece que vayamos atrás como los cangrejos.

Para más inri, tengo dolor de barriga que no tengo ni idea si tiene relación con esto o no.

Ejemplos de consentimientos informados

Aquí os paso unos enlaces de webs de ejemplos de consentimientos informados...

Clínica Moncloa
Clínica Vistahermosa
Genérico Generalitat Valenciana (el del post anterior)
José Manuel Pascual Pascual hospitales


Por cierto, en el post anterior, no sé porque no se amplían las imágenes..., ¿nos estará atacando el Señor Oscuro -Sauron-?