Soy un joven que por unos problemas de salud, concretamente que afectan a mis vías urinarias, he estado con un catéter doble J durante un periodo largo de tiempo y ante la incertidumbre de lo que ocurriría y ocurrirá y la poca información de otra gente en la red, voy a contar mi experiencia y recopilar información por si le sirve a otras personas...

Canción dedicada a Sauron

jueves, 26 de marzo de 2009

El gran Reno Renardo hace maravillas como esta... Va por ti Sauron

¿Hasta cuándo con el cable dentro?

Se supone que tres meses, pero la semana que viene me dirán cosas con los resultados de los análisis.


Se me hace muy cuesta arriba tanto tiempo.


...


Eso le daría yo a Sauron, un ANAL-isis, pero más ANAL que isis.

Quizás el catéter idóneo para él sería este (por supuesto vía anal o rectal para ser más fino)


Que noto con el catéter estos primeros días

Fundamentalmente noto cuatro cosas:
  1. Unas pequeñas molestias continuas en el costado izquierdo y a la altura de la vejiga, pero es una molestia llevadera.
  2. Un latigazo horrible a la altura del riñón mientras meo, fundamentalmente al empezar y que me dura unos diez minutos después de terminar. Dicen los urólogos que es normal y que puede que me dure durante todo el tiempo que lleve el catéter (vaya putada). Menos mal que es una molestia bastante importante pero ha bajado un poco respeto a los primeros días en que era horrible el ir a mear, veía las estrellas, chillaba, mordía ropa para no gritar y me acordaba de la puta madre de Sauron (que muchos dicen, no te cagues en su madre, cágate en él que ella no tiene culpa. No tiene culpa ni cojones, ¿quién coño lo ha parido?, nunca mejor dicho lo de coño). La explicación que dan es que al estar el meato continuamente abierto por la presencia del catéter al contraerse los músculos de la vejiga hace un reflujo hacia el riñón que es lo que provoca un fuerte dolor.
  3. Muchos problemas para contener la orina. Meo muchísimas veces al día (seguro unas 20 veces) y cuando me vienen las ganas tengo que ir enseguida, no es que me mee encima, no se me va sola, pero si no meo en unos segundos me entra un dolor incontenible y tengo que soltarlo. De hecho las dos vueltecitas que he dado por ahí, me ha tocado mear entre dos coches porque no podía más (y Sauron viendo fallas).
  4. Una molestia muy fuerte de escozor al orinar que me ha aparecido los últimos días. Al principio esta no la tenía y ha ido apareciendo progresivamente. En un principio me dijeron que podía ser una infección, pero en el urinocultivo del análisis de orina de cuando estuve ingresado no ha aparecido ningún germen aunque sí ha aparecido glóbulos rojos y blancos. Mañana viernes me repiten el análisis de orina después de haber parado el lunes la toma de antibióticos para que así no se enmascare el análisis.
Conclusión: es duro decirlo, pero lo de llevar vida normal con el doble jota (doble j) una PUTA MIERDA

Por fin me pongo al día

Desde que me quitaron la nefrostomía estoy de baja en mi casa de Gandía, dónde mi mami me lo da todo hecho (gracias mamá) hasta el día de hoy 26 de marzo.
Sólo echo de menos a Moni, lo que más quiero en el mundo (gracias cariño por todo) que está currando en Valencia, a ver si así pagamos la reforma del baño o las puertas nuevas, jeje.
Incluso dos días de fallas salimos a dar una vueltecita a cenar con unos amiguetes y a ver la mascletà, por supuesto con limitaciones que después comentaré para que los que teneis el mismo problema me digáis si os pasa lo mismo que a mi.

Quitar nefrostomía

El miércoles 18 de marzo, víspera de mi Santo, me quitan de forma ambulatoria la nefrostomía, por cierto sin ningún tipo de dolor ni nada.
Los que tengáis una, no vayáis acojonados porque no duele en absoluto.
Después hay que tapar y presionar bien los apósitos que tapan la herida porque chorra líquido (supuestamente suero y líquido de contraste).
Por cierto, me lo quitaron en el mismo lugar dónde me lo habían puesto porque querían comprobar que seguía evacuando bien, cosa que parece ser que es así, aunque no todo lo rápido que debería, pero no hay nada perfecto...

Jodido en el Hospital

Estuve en la habitación del Hospital hasta el lunes 16 de marzo a las 15:00. Me trataron muy bien pero lo pasé chungo, ya que cada vez que orinaba veía las estrellas.
Al principio orinaba negro totalmente (color tierra de Mordor, ..., coño esto me recuerda al puto Sauron, ..., ¿qué hará hoy? ¿tomando cervezas con Golum o torturando a alguien en Moria?.
Después se aclaró el color de la orina -color vino tinto-, para pasar a vino rosado (por la sangre) y acabar en un amarillo oscuro que fue decolorándose a color casi normal.
De ahí a casita a seguir sufriendo y con una cita para retirar la nefrostomía el día 18 de marzo, víspera de San José

¿Por qué plantean el doble J?

Me dicen que es la mejor solución para de momento hacer vida "normal" ya que o era eso, o tenía que llevar la nefrostomía con una bolsa colgando con la incomodidad que eso supone, sin entrar a valorar traumas psicológicos varios (que serían lo de menos).
Evidentemente el riñón (o hemiriñón en mi caso) debía evacuar la orina y lo mejor era hacerlo por la vía normal, es decir, hacia abajo.
El problema que se planteaba era, que en la mayor parte de los casos, los catéteres doble J o doble jota se introducen vía uretral mediante cistoscopia y de manera ascendente hasta que queda ubicado en el riñón.
A mi, este sistema lo desestimaron, ya que había tenido dos cistoscopias en breve espacio de tiempo, la segunda de las cuales bastante agresiva (y además cagada por el Dr. Sauron y sus esbirros de la tierra oscura) con lo que tenían miedo de no poder introducirlo vía uretra o provocar involuntariamente algún daño, con lo que se optó introducirlo por la entrada de la nefrostomía y hacia abajo, esto es, desde el riñón hasta ubicarlo en la vejiga.
Con un proceso bastante incomodo para mi, porque notas que algo se mueve en tu interior, sobretodo cuando esta llegando abajo (me imagino también que provocado por el atravesar la estrechez provocada por el Dr. Sauron) lograron colocarlo en el sitio.
El Dr. radiologo que me lo hizo un crack (perdonad pero no me acuerdo del nombre, que memoria la mía, pero este era habitante de la Comarca, no de Mordor, eso sí, un poco serio, las cosas como son)
Después de una hora tumbado barriga para abajo en la mesa y ellos manipulando en mi interior terminaron la intervención (que por cierto, que cabrones..., me dijeron que un cuarto de hora,..., me río yo,..., les voy a regalar un buen reloj.)
El caso es que pese a lo difícil que me lo pintaban pudieron introducirlo y comprobar mediante contraste que funcionaba y de ahí a mi habitación del hospi.



¿Qué hizo el Dr. Sauron?

Pues realmente no se sabe, el Dr. Sauron en el informe que me da después de pasar por Mordor pone "fulguración de divertículo", cuando en un principio era un pseudoquiste. Pero después el de palabra tampoco dice claro lo que quita...
De hecho me consta que le llaman del servicio de Urología de Gandía a él en Valencia y que tampoco queda muy claro lo que hizo.

Sólo hay una cosa clara, la intervención que realiza obstruye mi uréter izquierdo y por poco no me jode el riñón de por vida y me lleva con los orcos de Mordor para siempre (que creo que sólo tienen un riñón como Santillana, jeje)...

Parece ser que según la urografía que se me practica y ya tenían una en mi historia de hace unos años, tengo una duplicidad completa en el sistema excretor izquierdo y que el problema puede venir en que algo en la operación del Dr. Sauron bloquea la unión de un uréter con otro, ya que se unen (parece ser) muy poco antes de desembocar en la vejiga partiendo cada uno de un hemiriñón.


Se puede ver aquí el informe médico lo claro que era en lenguaje élfico



**** ya controlo el vocabulario médico, por desgracia, je je je ****

Aparato excretor u orinario


Un dibujillo de las cosillas que tenemos por ahí dentro y nos afectan al tema

¿Por qué el termino Doctor?

Soy un poco rarito, pero no me gusta llamar Doctor al médico. Para mi Doctor es el que ha hecho un Doctorado.
Aunque puede ser médico y tener Doctorado, por supuesto.
De hecho, la RAE dice que el termino Doctor para médico, sólo se acepta por uso coloquial...

doctor, ra.
1. m. y f. Persona que ha recibido el último y preeminente grado académico que confiere una universidad u otro establecimiento autorizado para ello.
2. m. y f. Persona que enseña una ciencia o arte.
3. m. y f. Título que da la Iglesia con particularidad a algunos santos que con mayor profundidad de doctrina defendieron la religión o enseñaron lo perteneciente a ella.
4. m. y f. coloq. Médico, aunque no tenga el grado académico de doctor.
5. f. coloq. p. us. Mujer del doctor.
6. f. coloq. p. us. Mujer del médico.
7. f. coloq. p. us. Mujer que blasona de sabia y entendida.

Empiezan a solucionarlo

Ante el problema de que el riñón no suelta el pipi (que cursi queda no)... me dicen que me han de realizar una nefrostomía percutánea y a partir de ahí ya se plantea la posible (porque no estaba claro) colocación del doble J.
En el servicio de radiología intervencionista del Hospital de Gandía me realizan la nefrostomía (prueba muy jodida, con perdón, por mucho que digan que es llevadera) y me colocan un catéter doble Jota que va del riñón izquierdo a la vejiga en la misma intervención -que parece que ha sido un éxito (aunque ahora estoy muy puteado aún, yo os contaré como sigo)-.

De aquí aprovecho para agradecer el trato profesional y humano de toda la gente del Hospital de Gandía: mi prima la primera, el equipo de Urología, la doctora Merche de Urgencias, enfermeras, auxiliares, la gente de Rayos, etc. (espero no dejarme a nadie)



La segunda parte...

El martes 10 por la noche después de salir de la consulta en Mordor del Dr. Sauron sigo desepesperado pese al Adolonta y todo el resto de pastillitas..., con lo que me decido a llamar a mi querida prima Maite (que para mi es más que eso) para decirle que no puedo más. Ella es médico, y muy buena (no es pasión) en el Hospital San Francesc de Borja de Gandía y me dice que vaya al día siguiente para hacerme alguna prueba a ver si hay algo raro.
Dicho y hecho, el miércoles 18 a primera hora allí estoy y después de unos análisis y de una ecografía me dicen que tengo muy dilatado el riñón izquierdo ya que este no evacúa la orina por algún tipo de obstrucción, cosa que se confirma después con un TAC y una urografía intravenosa.
Todo esto es señal de que mis dolores y mi fiebre (perdón, no era fiebre porque no son 40ºC) no eran nada, simplemente que un poco más y pierdo mi riñón izquierdo (que estaba sanísimo desde siempre)
Rápidamente me ingresan para poner solución al grave problema que tengo (quizas no era tan grave y debía esperar al 30 de marzo para hacerme la urografía, así igual podría trabajar para unas bodegas de Pedro Ximenez, ya que en lugar de riñon tendría una uva pasa).

Inciso sobre las matemáticas y la lógica

Normal : entre 36,5 y 37,5
Se tiene: 38,2
38,2 - 36,5 = 1,7
38,2 - 37,5 = 0,7

Como mínimo 0,7 por encima de lo normal e incluso 1,7 por encima de lo normal

Que putada ser de ciencias y darse cuenta de los numeritos

Inciso sobre la fiebre

Definición de la Real Academia Española de la Lengua (RAE)

fiebre.
(Del lat. febris).
1. f. Fenómeno patológico que se manifiesta por elevación de la temperatura normal del cuerpo y mayor frecuencia del pulso y la respiración. U. t. en pl. para designar ciertas enfermedades infecciosas que cursan con aumento de temperatura. Cogió unas fiebres.
2. f. Viva y ardorosa agitación producida por una causa moral. Fiebre de los negocios.


Descripción de la Wikipedia

La fiebre, conocida a veces como temperatura o calentura, es un aumento en la temperatura corporal por encima de lo que se considera normal. La temperatura normal del cuerpo humano fluctúa entre 36'5º y 37'5º. La fiebre actúa como respuesta adaptativa que ayuda al cuerpo a combatir los organismos que causan enfermedades y surge en respuesta a unas sustancias llamadas pirógeno(s) que se derivan de bacterias o virus que invaden el cuerpo.
Debido al sistema inmunológico poco experimentado con el que cuentan, son los niños más propensos a sufrir fiebres elevadas.
Las fiebres por encima de los 40,5 ºC pueden amenazar a proteínas de vital importancia, provocando estrés celular, infarto cardíaco, necrosis de tejidos, ataques paroxísticos y delirios.