Soy un joven que por unos problemas de salud, concretamente que afectan a mis vías urinarias, he estado con un catéter doble J durante un periodo largo de tiempo y ante la incertidumbre de lo que ocurriría y ocurrirá y la poca información de otra gente en la red, voy a contar mi experiencia y recopilar información por si le sirve a otras personas...

Empiezan a solucionarlo

jueves, 26 de marzo de 2009

Ante el problema de que el riñón no suelta el pipi (que cursi queda no)... me dicen que me han de realizar una nefrostomía percutánea y a partir de ahí ya se plantea la posible (porque no estaba claro) colocación del doble J.
En el servicio de radiología intervencionista del Hospital de Gandía me realizan la nefrostomía (prueba muy jodida, con perdón, por mucho que digan que es llevadera) y me colocan un catéter doble Jota que va del riñón izquierdo a la vejiga en la misma intervención -que parece que ha sido un éxito (aunque ahora estoy muy puteado aún, yo os contaré como sigo)-.

De aquí aprovecho para agradecer el trato profesional y humano de toda la gente del Hospital de Gandía: mi prima la primera, el equipo de Urología, la doctora Merche de Urgencias, enfermeras, auxiliares, la gente de Rayos, etc. (espero no dejarme a nadie)



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Quizás si "la querida prima" y el primo se hubieran involucrado un poquito más, en vez limitarse únicamente a preguntar qué tal está uno, a Sauron no le hubieras ni conocido.

Anónimo dijo...

Pero es muy cómodo, no lo veo claro = no hago nada, y luego quedo como "María Salvadora" y me llevo la gloria.
Pues no!!